Correos conmemora el centenario del Museo del Romanticismo

Presentación sello Centenario Museo del Romanticismo
photo_camera Presentación sello Centenario Museo del Romanticismo

Con motivo del primer centenario de la creación del Museo Nacional del Romanticismo por Benigno de la Vega-Inclán, segundo marqués de la Vega-Inclán, Correos ha presentado un sello conmemorativo. La imagen elegida para ilustrarlo es el Salón de Baile, una de las salas más representativas de esta institución, dependiente del Ministerio de Cultura, y corazón de la vida burguesa del siglo XIX.

Al acto han asistido la directora del Museo del Romanticismo, Carolina Miguel Arroyo, y la directora de Filatelia y Relaciones Institucionales de Correos, Nuria Lera Hervás. Al finalizar la presentación se ha procedido al tradicional matasellado de honor.

“Correos emite este sello dedicado al Centenario del Museo del Romanticismo como una muestra más de nuestro compromiso con la historia, la cultura y el patrimonio de nuestro país. Son numerosos los sellos que Correos ha emitido a museos destacables de nuestro país a lo largo de los años, pero no todos tienen el privilegio de cumplir 100 años de historia”, ha señalado Nuria Lera.

El Museo del Romanticismo tiene sus orígenes en 1921, año en que fue organizada una exposición en la sede de la Sociedad Española de Amigos del Arte con el nombre de Tres salas del Museo Romántico. Las obras expuestas en esta muestra pertenecían al marqués de la Vega-Inclán y fueron a continuación donadas al Estado español.

En 1924 se inauguró el entonces Museo Romántico en su actual sede, el palacio del marqués de Matallana, un edificio de estilo clasicista construido en el último tercio del siglo XVIII. Durante el siglo XIX, pasó a los condes de la Puebla del Maestre y en la década de 1920 acogió también la Comisaría Regia de Turismo, organismo vinculado a Benigno de la Vega-Inclán. “No se nos ocurre mejor homenaje que la emisión de un sello de Correos, tan ligado al viaje y al turismo, para conmemorar el centenario del Museo Nacional del Romanticismo”, ha apuntado Carolina Miguel. Desde entonces, las colecciones del museo han seguido creciendo a través de compras, donaciones y depósitos de otras instituciones y el edificio ha experimentado diferentes remodelaciones, siendo la última de 2009.

El montaje museográfico actual ofrece una aproximación multidisciplinar al Romanticismo español a través de la recreación del interior de una vivienda de la alta burguesía del siglo XIX. Sus salas permiten realizar dos recorridos diferentes pero complementarios. Por un lado, un recorrido temático en torno a aspectos como el reinado de Isabel II, la literatura, el orientalismo o el costumbrismo. Por otro, un recorrido ambiental basado en la recreación de espacios públicos y privados como el comedor, el oratorio, el despacho masculino o la sala de juegos de niños mediante la exposición de colecciones muy diversas en tipología: pintura, escultura, mobiliario, instrumentos musicales o indumentaria, entre otros.